viernes, 21 de marzo de 2014

EXTRAÑAMIENTO DEL MUNDO

 A S. en dondequiera de su eternidad
“Qué raro”, dije
Apenas te supe ausente,
“El mundo coloca las cosas en cajas,
Que intercambia cada vez más
Hacia lo inaccesible.”

Apenas pude levantarme del suelo
Fue que pensé estas líneas para ti,
Que no las leerás.
¿En qué edad para siempre, fue que te dejó la Muerte?

Tu rostro dividido:
Parte para el olvido
Parte se hace imposible.

Nada nos mantuvo unidos…
Excepto mi nostalgia de esos días;
Y nunca se escapaba tu nombre.
Quizá por eso me fuiste tan cercana.

Así es que intento el rescate
Desde el corazón de tu tiniebla.

Algo apenas recordarás durante tu viaje.

Entre tus olvidos:
Se contará mi nombre enmudecido.

Esta fue la cara que comenzó la enseñanza
De mi debilidad y la distancia,
Este fue el rostro con el cual fundirme.
Me repetía sosteniendo la ceniza de una foto.

Yo seré una máscara más
Que visitará tu anochecer.

En tus nuevas regiones
Acunarás mascotas,
Paridas desde el vientre de las noches.


¿Sanará este poema todo tu mundo arrasado?